Saltar al contenido
Revista Motos de Ayer™ | El mundo digital para Motos Clásicas

Tourist Trophy: Carreras en la isla de los gatos sin rabo

tourist trophy

Mike Hailwood corrió muchas veces en la isla, su maestría y destreza, le permitió vencer en múltiples ocasiones en ese trazado tan peculiar y peligroso, que para muchos es despreciado.

Como cada año, cuando se anuncian las carreras, esta pequeña isla se transforma; multitud de motoristas colapsan sus calles, pero las cosas van cambiando, y si en los años setenta y ochenta se veía una buena cantidad de gente joven, ahora los viejos moteros predominan y es más fácil ver cantidad de maduritos barrigones, que de jóvenes aficionados. El Tourist Trophy es un clásico, de hecho se celebra en un país clásico y conservador como el que más.

Resulta curioso la gente que presencia la carrera en silencio y al mismo tiempo tienen muchos de ellos el transistor en ristre escuchando los comentarios que sobre la carrera están haciendo los comentaristas locales. Son otra gente ni peor ni mejor, son diferentes, como anécdota no se cobra entrada pero los “recaudadores” bote en mano pasan pidiendo la voluntad para la asociación de “Marshals”.

La verdad es que desde la primera carrera en 1907, cuando una ley inglesa prohibía la celebración de carreras en la vía publica, los habitantes de la Isla de Man decidieron que aquella ley no iba con ellos, ya que la isla aunque depende directamente de la Corona Británica no forma parte del Reino Unido y además tiene una peculiar legislación propia ¿paraíso fiscal…?

Por tal motivo decidieron hacer lo que sería con el tiempo una prueba tan famosa como trágica y la verdad sea dicha, el Tourist Trophy es algo espectacular, con un trazado peligroso y duro, pero a nadie se le obliga participar en ella. Respeto plenamente opiniones manifestadas por Barry Sheene o Ángel Nieto, y opino lo mismo, es una prueba de locos; pero por otra parte me gustaría que continuase existiendo, lamento, como no cada fallecido, faltaría más pero también hay accidentes mortales en las carreteras y seguimos saliendo en moto.

En 1968 un joven llamado Ángel Nieto y Barry Smith campeón mundial de 50 cc ambos con Derbi, pelean por el triunfo en dicha categoría, Nieto saca cinco segundos aSmith, es en 20 km/h mas rápido que Brayans (Honda Twin 1966) pero una caída a 160 Km. /h da al traste con sus pretensiones, han tomado la salida treinta y tres participantes en grupos de diez y a meta tan solo llegan doce, afortunadamente para Nieto sólo sufriría rotura de tobillo.

En 1975, Nicolás Rodil del Valle presidente de la FIM enviaba una carta a las diversas federaciones y clubs motociclistas pidiendo la exclusión del Campeonato del Mundo de esta prueba. No cabe duda del gran revuelo que este escrito causo entre el mundillo motociclista, en dicha carta se describía que estos circuitos urbanos, son excesivamente peligrosos para maquinas tan potentes. Muchos fueron los que contraatacaron tal decisión de hecho la prueba sigue ahí. Que es una prueba que reviste un gran peligro, diremos que si, pero son muchos los grandes pilotos que han ganado esta prueba y siguen vivos o si han fallecido ha sido por otros motivos, vale como muestra Jim Redman, John Surtees, Geoff Duke, Phil Read o Mike Hailwood, este ultimo ganó la prueba de 1979 con una Ducati del año anterior al serle negada una nueva por Ducati, había cumplido cuarenta años y seguía dominando en la fatídica prueba. Es curioso que Joey Dunlop ganase en 26 ocasiones, Hailwood en 14 y así hasta 170 pilotos, algunos dejaron su vida en este único circuito, pero son muchos más los que cada año han o siguen rodando por el viejo trazado sin problemas (toquemos madera), el TT de Man es una leyenda viva que nos guste o no forma parte de la historia de las dos ruedas.

En 1976 el Tourist Trophy quedaba fuera del campeonato del mundo, se creó una nueva formula fuera del mundial, dejando a la federación Británica (ACU) el ajuste necesario para crear una nueva modalidad, dándoles a entender que sería bueno centrarse tan solo en la participación de las categorías de cuatro tiempos. Desde luego parece a simple vista que muchos de los caídos allí pilotaban maquinas de dos tiempos y la causa de caídas eran los gripajes, con la consecuencia de los atropellos posteriores.

En 1911 se planificó el mismo circuito que hoy sigue vigente, el trazado que transcurre por carreteras, calles y zona montañosa. Las cuatro primeras ediciones anteriores se corrieron en el denominado circuito de San John y las motos fueron clasificadas en dos grupos uno las monocilindricas y el otro las bicilíndricas, una Matchless pilotada por Charlie Collier fue el ganador de la primera categoría, y Rem Fowler con una Norton en la segunda categoría, además se admitían las categorías de Júnior y Senior. Lógicamente no hubo pruebas durante los años de la Primera Guerra Mundial del 14 al 20. No siempre se tomó la decisión de cerrar el circuito los días de entrenamientos, y ello conllevó más de un desgraciado accidente, cosa que a partir de los años veinte fue remediada con unas horas de cierre previas.

Desgraciados accidentes enturbian las paginas de esta historia, pero los españoles también perdimos un gran piloto en aquella isla, Santiago Herrero, la leyenda dice que tras la caída en la milla trece, Santi volvió a incorporarse al circuito para caer poco más tarde por los daños recibidos, quien sabe.., lo cierto fue que tras aquel fatídico día la federación española de motociclismo prohibía a los pilotos españoles la aparición en dicha prueba. Pienso que fue una orden entupida, se podía haber advertido del peligro y dejar que cada cual decidiese su suerte.

Valora este reportaje sobre la historia de la carrera de motos Tourist Trophy

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas6 estrellas7 estrellas8 estrellas9 estrellas10 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…